QUEEN OF PEACE CELEBRATING 48 YEARS AND PLANNING FOR OUR NEXT 48

Dear Brothers and Sisters in Christ,

Happy 48th anniversary! Today, I am grateful to the Lord for putting me here at Queen of Peace, celebrating with you, His love and faithfulness to our parish. After Mass, you’ll receive a booklet summarizing our history – the growth, the challenges, the victories, and much more. In this booklet, I invite you not only to reflect on our past, but also to look ahead and consider the future of our parish. We are now entering a new phase of our history, focusing on the needs of our growing community. We aim to fulfill those needs together through a new Parish Center.

Why now? Our current Parish Center buildings have served us well in the last 46 years, but they were not built to last this long. They’ve given us the full extent of their capacity. At this point, they’re costing us much more and taking away more resources from Queen of Peace than we can afford. In maintenance alone, our Parish Center costs us more than $100,000 a year. Making all the updates and repairs needed to fulfill the Aurora City Code would cost us more than $1 million.

Therefore, it is time to enter an exciting, beautiful, faith-filled phase of our history, in preparation of our 50th birthday. Now is a time to come together as a parish community to pray and ask the Lord to lead us in what He wants for our parish facilities.

We have had our fundraising odds and challenges, but we can be successful, and we have been successful! We have the proof - our beautiful new church. At the time, the idea of a new church seemed nearly impossible, and initially, efforts to build it were not what were hoped for. But thanks be to God, we did it! This gives us strength and courage. Work has already begun. Last year, we began a Building Committee made up of volunteers with a diverse set of skills and expertise in the areas of construction, architecture, engineering, and the like. This group has been meeting regularly and begun planning the start of this new project.

In the next weeks, we will announce dates for multiple listening sessions. These will be held at different times of day so everyone can attend. We will hear from you and reflect together on what kind of Parish Center would best fulfill the needs and mission of our    community. In the meantime, I encourage you to think about what you want in your new Parish Center. What do other parishes have that you think we should have? What kind of new facilities do we need (nursery center? A senior center? Kitchen? Reception hall? Etc.) You will find a series of questions like these at the history booklet you’ll receive at the Anniversary Celebration. Please, think about them, answer them, and bring your booklet to the listening sessions.

I want you to pray and participate in this blessing. This is a gift God is giving us – a holy place for our community and for our children’s children! We’re building a community of faith.

In Christ,

Father Felix P. Medina-Algaba

 

REINA DE LA PAZ CELEBRA 48 AÑOS Y PLANEA PARA LOS PRÓXIMOS 48

Queridos hermanos y hermanas en Cristo,

¡Feliz 48 aniversario! Hoy le agradezco al Señor por ponerme aquí en Reina de la Paz, celebrando con ustedes, Su amor y fidelidad a nuestra parroquia. Después de Misa recibirán un folleto resumiendo nuestra historia – el crecimiento, los desafíos, las victorias, y mucho más. En este folleto, los invito a no sólo a reflexionar sobre nuestro pasado, sino también a ver hacia adelante y considerar el futuro de nuestra parroquia. Estamos comenzando una nueva etapa de nuestra historia, la cual se enfoca en las necesidades de nuestra comunidad creciente. Queremos satisfacer esas necesidades juntos por medio de un nuevo Centro Parroquial.

¿Porque ahora? Los edificios de nuestro Centro Parroquial actual nos han servido muy bien en los últimos 46 años, pero no fueron        construidos para durarnos tanto. Ya nos han dado todo el peso de su capacidad. A estas alturas, nos está costando mucho más y         tomando más recursos de Reina de la Paz de lo que podemos pagar. Sólo en mantenimiento, nos cuesta más de $100,000 al año el mantener a nuestro Centro Parroquial. El hacer todas las actualizaciones y reparaciones necesarias para cumplir con el Código de la Ciudad de Aurora nos costaría más de $1 millón.

Así que es hora de comenzar una emocionante, y bella fase de nuestra historia llena de fe, en preparación de nuestro 50 aniversario. Ahora es el momento de unirnos como comunidad parroquial y orar y pedirle al Señor que nos guie en lo que Él quiere para nuestras instalaciones parroquiales.

¡Hemos tenido desafíos en cuanto a la recaudación de fondos en el pasado, pero podemos tener éxito, y hemos tenido éxito!    Tenemos la prueba – nuestra bella iglesia nueva. En aquel entonces, la idea de tener una iglesia nueva parecía casi imposible, e inicialmente, los esfuerzos para construirla no fueron lo que esperábamos. ¡Pero gracias a Dios, lo logramos! ¡Esto nos da fuerza y animo! El trabajo ya comenzó. El año pasado, iniciamos un Comité de Construcción, compuesto de voluntarios con habilidades y              conocimientos distintos en las áreas de construcción, arquitectura, ingeniería, y más. Este grupo se ha estado reuniendo regularmente y han comenzado a planear este proyecto.

En las próximas semanas anunciaremos fechas para tener sesiones para escuchar su opinión. Estas se llevaran a cabo a distintas horas del día para que todos puedan acudir. Los escucharemos y juntos reflexionaremos sobre qué clase de Centro Parroquial nos ayudará a satisfacer las necesidades y misión de nuestra comunidad. Mientras tanto, los invito a que piensen sobre que quieren en su nuevo Centro Parroquial. ¿Que tienen otras parroquias que les gustaría ver en nuestro Centro Parroquial? ¿Qué clase de instalaciones necesitamos? (¿guardería? ¿Centro para mayores? ¿Salón para recepciones? ¿Cocina? Etc.) Encontraran una serie de preguntas como estas en el folleto de nuestra historia que recibirán en la Celebración de Aniversario. Por favor, léalas, respóndalas, y traiga el folleto a las sesiones. 

Quiero que oren y participen en esta bendición. Este es un regalo que Dios nos está dando – un lugar santo   para nuestra comunidad y los hijos de nuestros hijos! Estamos construyendo una comunidad de fe.

En Cristo,

Padre Félix P. Medina-Algaba